En muchas ocasiones nos encontramos con la duda, si realmente resulta rentable la adquisición de una lámpara o luminaria con tecnología LED, debido principalmente a su mayor coste en relación con las de tecnologías tradicionales, incandescencia y descarga.

Teniendo en cuenta únicamente el tiempo de vida útil, las luminarias tradicionales tienen duraciones que van desde las 1.000 horas de una lámpara de incandescencia de calidad media a las 12.000 horas de una lámpara de vapor de sodio de alta presión de buena calidad.

Partiendo del supuesto en el cual la luminaria LED que pretendemos adquirir llegara a tener una vida útil igual o superior a 50.000 horas, dependiendo del tipo aplicación nos encontramos con las siguientes duraciones en años:

Tabla de duración de una luminaria LED

Aplicación Horas diarias Duración luminaria
Interior (poco uso) 2 horas 68 años
Interior (uso normal) 4 horas 34 años
Comercio 8 horas 17 años
Iluminación Pública 12 horas 11 años
Túneles, metro, etc… 24 horas 5 años

Según los datos observados en la tabla, los resultados que pueden obtenerse con una luminaria LED de buena calidad son excelentes. Sin embargo, en aplicaciones en las que el uso sea muy esporádico, inferior al primer ejemplo con menos de una hora diaria, nos encontramos que incluso una buena lámpara tradicional de incandescencia, con una media de 1.500 horas de vida, puede dar todavía un buen servicio durante algo más de 4 años.

De la anterior relación, podemos deducir que es necesario prestar mayor atención y dar prioridad sobre la calidad de la luminaria LED en aplicaciones con periodos de tiempo de uso elevados, donde sin lugar a dudas, son indiscutibles las ventajas en cuanto a costes de mantenimiento y reemplazo de lámparas.